El interruptor Fat, según Jon Gabriel.

interruptor FAT ¿Qué es el interruptor FAT?

Finalmente, alguien le ha dado una respuesta lógica a la pregunta de por qué algunas personas queman más grasa que otras. En su libro Jon Gabriel afirma que nuestros cuerpos tienen un interruptor FAT.

¿De dónde proviene este término?

FAT, según el Jon Gabriel, es sinónimo de hambre y de la temperatura. Este es el programa que hace que nuestro cuerpo quiere ser gordo, porque el exceso de grasa es necesaria para sobrevivir a la hambruna y las bajas temperaturas. Según este investigador bioquímico, este interruptor es parte de nuestro cerebro primitivo y animal que controla cuan gordo o delgado debemos estar en un momento dado. Tiene su propia lógica basada en el hombre primitivo y el medio que lo rodeaba. En los tiempos primitivos, nuestra supervivencia dependía totalmente de la eficacia con la que podríamos adaptarnos a medios hostiles.

¿Cómo podemos apagar el interruptor FAT?

Jon menciona tres condiciones principales a las que nuestros cuerpos se tenían que adaptar o la supervivencia sería imposible. Estas condiciones son:

1. Hambre
2. Resistencia al frío
3. Capacidad de correr más rápido que los depredadores

En el mundo moderno de hoy, hay muchas situaciones de estrés que tienen un alto costo en nuestros cuerpos. Dependiendo de cómo nuestro cerebro primitivo interpreta cada forma de estrés, tratará de protegernos almacenando más grasa o perdiéndola. Esto depende de si se ve la amenaza de un depredador, el hambre o el frío. No podemos intentar hacer razonar a este mecanismo de defensa que usa nuestro organismo pero si podemos usarlo a nuestro favor.

La comida que comemos también tiene mucho que ver con el estrés que sufre nuestro cuerpo. La completa falta de los nutrientes adecuados en la comida chatarra y comida rápida puede causar una hambruna nutricional grave. Nuestros cuerpos reciben una gran cantidad de alimentos, pero muy pocos casos le estamos dando las vitaminas necesarias o el agua que no está pidiendo. Lo ideal sería suministrarle al organismo lo que “él” realmente nos está pidiendo pero casi siempre le damos el alimento equivocado, y este círculo vicioso se repite una y otra vez. El resultado final es la obesidad porque actúa nuestro interruptor fat.

Cuando tu cuerpo entiende que estar delgado es lo mejor para mantenerlo seguro, querrá estar delgado y, a continuación, comenzará a perder peso, en este caso estaríamos apagando el interruptor FAT.

This entry was posted in Bajar de peso, Dietas, Perder peso. Bookmark the permalink.